Uncategorized

Reformas

A diferencia de la rehabilitación en la reforma se habla del cambio, modificación o sustitución de los acabados, de las instalaciones o de otros elementos que por lo general responden a razones estéticas, pero casi nunca funcionales. Puede incluir la demolición de tabiques o la reparación de algunos elementos, pero siempre buscando una mejora del espacio en cuanto a comodidad y gustos personales. Parte de un buen estado de conservación del lugar, sin daños estructurales, por lo que la renovación es opcional.

Según la Web del Ministerio de Fomento en su Nota: Metodológica de Construcción de Edificios

Se define los tipos de obra:

  • Obra de nueva planta: Es obra mayor que da lugar a un nuevo edificio, independientemente de si ha existido demolición total previa de otro edificio o no.
  • Obra de rehabilitación: Es obra mayor que, a diferencia con la anterior, no da lugar a la construcción de un nuevo edificio sino que se actúa sobre los ya construidos todo ello con independencia de que haya habido o no demoliciones parciales. Puede ser de dos tipos:
    • Obra de ampliación: Cuando se aumenta la superficie ya construida incorporando nuevos elementos estructurales. Este incremento puede realizarse de forma vertical sin aumentar la superficie ocupada sobre el terreno (Ej. añadiendo una nueva planta) o bien horizontalmente, y en tal caso sí existe superficie a añadir en el terreno.
    • Obra de reforma y/o restauración: Cuando no varía la superficie construida pero el edificio sufre modificaciones que afectan a algún elemento estructural ó se implante alguna dotación previamente inexistente.

Obra de reforma o rehabilitación, en cualquier caso un proyecto de reformas.

Pueden ver algunas formas de una reforma de un piso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *